Hora: 08-23-2019, 03:51 PM ¡Hola, Invitado! (Iniciar sesiónRegístrate)
 
forofetiches.com el único foro porno fetichista de habla hispana, únete a nuestra comunidad y libera tus mas calientes perversiones.

Mi esposa cogiendo con nuestro perro

#1
Un invierno estaba muy enfermo. Mi esposa se quedaba en casa tanto como podía, yendo a trabajar y su lugar de trabajo estaba cerca de casa, así que volvía a casa a menudo para ver cómo estaba.

Tenemos un perro mascota negro, no un perro que se quedaba dentro de la casa a menudo, pero como estaba enfermo, mi esposa lo dejó entrar para hacerme compañía mientras estaba en el trabajo, seguramente el perro me cuidaría.

Obviamente, al perro no le importaba que un cambio estuviera dentro de la cálida habitación, y rodando alegremente por el suelo en ocasiones veía su verga roja salir mientras se la lamía.

En uno de esos momentos, mi esposa llegó a casa, el perro estaba acostado en el piso al lado de nuestra cama yo estaba medio dormido, mi esposa puso su mano en mi frente para checar mi temperatura. Fue a la cocina y se preparó un café mientras regresaba con la taza en la mano y notó que el perro tenia de fuera la verga. Se sentó a la mesa y se voltio hacia el perro y hacia mí en la cama.

Mis ojos se abrieron ligeramente y luego sucedió algo que me sorprendió. Mi esposa se bajó de la silla y se tiró al suelo al lado del perro. Ella comenzó a acariciar al perro yendo con su mano cada vez más abajo hacia el pene rojo del perro. Finalmente alcanzó la punta del pene y comenzó a deslizar sus dedos hacia arriba y hacia abajo por su verga ahora completamente erguida. Bajó aún más ahora, frotando suavemente las bolas del perro. Rodé suavemente hacia un lado sin que mi esposa se diera cuenta para poder ver mejor. Se levantó, fue a la cocina con un trapo mojado y comenzó a limpiar la enorme verga del perro.

Pude verla temblar de emoción, bajó la cabeza frente a la verga del perro y para mi sorpresa, puso sus labios alrededor del pene del perro. Su cabeza se movía vigorosamente hacia arriba y hacia abajo con la boca llena del pene del perro. Se levantó y se dio la vuelta, arrodillada con el trasero hacia el perro. Instintivamente, supongo que el perro sabía lo que quería, sin dudarlo saltó sobre su espalda buscando su panocha. Ella empujó una mano detrás de su trasero en busca de la verga del perro para encontrarla y guió la verga a su panocha.

Inmediatamente, el perro comenzó a metérsela con tanta fuerza que no pudo contener la respiración dejando escapar sonidos que nunca antes había escuchado. La verga del perro fue hasta el final con las bolas en la panocha de mi esposa.

El perro no tardó mucho en chorrearse y pude ver el esperma del perro goteando entre las piernas de mi mujer en el suelo. El perro que terminaba de intentar bajarse, pero su verga hinchada estaba en la panocha de mi esposa, no pudo sacarlo.

Ella estaba en el suelo a cuatro patas con el trasero en alto. Qué vista. El perro intentaba desesperadamente salir y en un momento, giró la pierna ahora con la verga en su panocha de  mi esposa y el culo en el culo quedaron hacia el lado opuesto. Debido a que mi esposa tiene un gran panocha, no pasó mucho tiempo antes de que el nudo del perro saliera de su panocha.

La cara roja de mi esposa me miró, pero tenía los ojos cerrados y no sospechaba que yo la  pudiera ver y comprender lo que acababa de suceder. Se limpió la panocha y el piso, se alisó el vestido y volvió a salir de de la casa.

Más tarde, me preguntaba cuántas veces hizo eso, ya que me pareció que el perro sabía exactamente qué hacer. O, mejor dicho, quién más de sus amigas se coge al perro, no solo ella, porque yo tenía pleno conocimiento del sexo, también el perro.

Estamos viviendo en un mundo de sexo,  no es de extrañar que todos estemos jodidos de alguna manera.

Aproximadamente dos horas después mi esposa regresó a casa terminando el trabajo para ese día. Cuando entró, el perro saltó alegremente del piso saludandola. Mi esposa fue a la cocina lavándose las manos y llegando a mi cama preguntándome cómo me sentía. Le dije que no estaba bien, ella colocó la palma de su mano sobre mi frente para controlar mi temperatura. Es alta dijo, tienes que quedarte en la cama. Ella me da una tableta con un poco de agua. Supuse que el perro estaba justo detrás de ella, esperando su panocha otra vez. Deseaba que volviera a ocurrir, el perro parecía dispuesto igual que yo.

Mi esposa se sentó junto a mí y me dio un vaso de agua. He tomado unos sorbos de agua. El perro seguía cada movimiento que ella hacía. Me di cuenta de que la punta de su pene salía ligeramente.

Ella me dijo que se acostara un rato para descansar. Mientras caminaba hacia el otro lado de la habitación hacia su cama, el perro la seguía. Me dio sueño después de tomar la tableta que me dio.

Me puse de lado para ver lo que sucedería sabiendo que tanto mi esposa como el perro querían lo mismo y no tenían suficiente la primera vez.

Con el vestido que llevaba ese día se acostó boca arriba mientras el perro estaba a punto de saltar sobre la cama. Creo que mi esposa esperó a que me durmiera después de la tableta antes de hacer algo con el perro.

Finalmente, ella no pudo esperar más y le dio una señal al perro para que saltara en su cama. El perro saltó alegremente y comenzó a rodar sobre su cama. El perro comenzó a olisquear sus piernas que olían a su esperma de una cogida anterior.

Mi esposa me miró y creo que me había visto observando, pero el deseo y la expectativa de ser cogida estaba abrumando sus sentidos y podría ser que mi observación la excitara aún más.

No llevaba tanga, dobló las rodillas y separó las piernas. El perro se metió entre sus piernas abiertas y comenzó a lamer su culo y panocha.

Ella excitada tomó sus dos pechos con las manos y comenzó a frotarlos mientras el perro le lamía la panocha y el clítoris.

Finalmente se dio la vuelta ahora con la espalda levantada y la parte inferior sobresaliendo, su vestido se deslizó hasta la cintura revelando su trasero y piernas desnudas. El perro saltó sobre su espalda con su verga completamente en busca de panocha. Ella puso sus dedos sobre el agujero de su vagina y dejo que el perro se la folle por el culo.

Le tomó unos segundos para que el pene de un perro penetrara cuando lo hizo, su verga se fue hasta el final con un nudo en el culo de mi esposa.

Terminando en su culo, el perro sacó su verga y comenzó a lamerla. ella se pusos sobre las almohadas, su cabeza estaba lo suficientemente alta, llamó al perro hacia arriba, jalo las piernas sobre sus hombros mientras su boca estaba casi en línea con la verga del perro.

Comenzó a chupar la verga del perro ahora con su nudo completamente afuera, siendo el perro que encontró el agujero (la boca de ella) comenzó a chupar como si estuviera loca. Estaba batallando por respirar, tratando de meterse toda la verga hinchada el nudo en la boca.

Después de chuparle la verga mi esposa al perro durante unos minutos, el esperma del perro comenzó a salir de su boca por el cuello.

Giró la cabeza hacia mí y pude ver un brillo en sus ojos, sin señal de vergüenza o vergüenza para mi absoluta sorpresa, me guiñó un ojo y dijo:

"Pequeño demonio, te encantaba ver eso, ¿no?"

Solo asentí con la cabeza.

"Promete que nunca le contarás a nadie lo que has visto y, a cambio, verás más y aprenderás mucho".

El perro parecía feliz y satisfecho, le gustaba que su pene saltara de la cama. Mi esposa se levantó de la cama y fue al baño, mientras caminaba de espaldas hacia mí pude ver por primera vez su culo lleno de mecos del perro, estaba bien redondeado y mientras daba cada paso pude ver el delineó su cintura.

Después de ese día, he visto mucho, muchas veces ella coge  con el perro, a veces cuando ella coge con un hombre diferente y estos la dejan insatisfecha, ella cogeria al perro.

Tenía el deseo de unirme acogerla, pero no tuve el coraje de iniciarla por primera vez y no sabía cómo osea un trio con un perro.

Esperaba que algún día ella me invitara a unirme en cualquier momento traería a casa un adolescente, Debido a su amplia panocha, ella dejaría cogerse por la boca y el culo.

La mayoría de las veces la cogida era rápida y rápida debido al temor de que alguien llegara y así es como el perro se unió a la fiesta sexual en casa. les dejo una foto de nuestra mascota.....

   
citar


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)